Me adelantan el vuelo, ¿puedo reclamar a la compañía aérea?

¿Puedo reclamar si me adelantan mi vuelo con poca antelación?

Es una de las dudas que pueden surgir a los viajeros ante la tesitura de que su vuelo pueda ser adelantado, retrasado o cancelado. En el segundo y el tercer caso, la compañía aérea debe de hacerse responsable. Es
decir, en la situación de que la variación se produzca con menos plazo temporal del exigible
por ley, la aerolínea deberá asumir la penalización correspondiente. Sin embargo, puede darse
una tercera vía: que el vuelo puede ser adelantado. En esta tesitura, el usuario puede no
efectuar el cambio de fecha, por ejemplo, por tener que trabajar o conexión del vuelo en otro aeropuerto.

¿Cuándo puedo reclamar por adelantar el vuelo?

Si se atiende al Reglamento 261 de la Unión Europea, los pasajeros que se vean afectados, ya sea por retraso, cancelación o adelanto de su vuelo, tendrán el derecho a una compensación por parte del transportista aéreo. Este reglamento lo acoge conforme al artículo 7, pero pueden darse unos casos donde la compañía aérea no tenga que pagar ante una posible reclamación. En el caso de cancelación o adelanto, si avisa con más de dos semanas de antelación, con respecto a la fecha y hora prevista por el vuelo, se considera por ley y por el reglamento tiempo suficiente para que el usuario encuentre una alternativa.

Otro caso es que, si se hace con menos de dos semanas (y un plazo mayor de una semana), se le ofrezca al viajero un transporte alternativo, por parte de la compañía. Eso sí, este transporte debe de salir con un tiempo inferior, o al menos no superior, a las dos horas de antelación con respecto a la hora del vuelo inicial. Además, ha de llegado a su destino final con menos de cuatro horas de retraso, con respecto a la hora prevista en el vuelo. Así, el usuario no ve condicionada su planificación.

Si la compañía aérea informara con menos de una semana con respecto a la hora de salida prevista, le tiene que ofrecer un vuelo alternativo que le permita salir con un tiempo inferior, o no mayor, a una hora de antelación con respecto a la hora de salida prevista. Además, ha de llegar al destino con menos de dos horas de retraso.

¿Cuánta se paga por un adelanto de vuelo?

Por lo tanto, se ha de tener en cuenta la sentencia que el TJUE (Tribunal de Justicia de la UE), estableció el pasado 21 de diciembre. En ella, se disputó que cualquier vuelo que se adelante más de una hora, con respecto a su horario inicial, se considerará en la misma condición que un retraso grave o una cancelación. Por lo tanto, al igual que sucede en estos dos casos, el usuario podrá reclamar un importante estimado entre los 250 hasta los 600. 

La variable para la cuantía de la reclamación a la compañía aérea será la extensión del vuelo. Si es inferior a los 1500 km, entonces será de 250 euros. Si está entre los 1501 hasta los 3500, entonces se podrá reclamar por 400 euros. Si es superior a los 3500, generalmente vuelos internacionales, entonces podrá extender la petición de su vuelo adelantado por una cantidad de 600 euros.

Hay que tener en cuenta que, si bien la compañía aérea avisa con antelación suficiente (plazo de dos semanas o de una semana si ofrece el viaje alternativo), también debe avisar al consumidor de la fecha modificada, hora del viaje y si se va más de una hora de tiempo, entonces tendrá que dar un bono al viajero y devolver íntegro el importe del billete, por las molestias causadas.